Después de años de caídas, las ventas de coches diésel se estabilizaron en Europa durante los últimos meses gracias a los vehículos de empresa, pero el futuro de esta tecnología caída en desgracia es poco prometedor.
“Hoy nos encontramos probablemente con un fenómeno de estancamiento”, constata Guillaume Crunelle, responsable del automóvil en la consultora Deloitte. Los particulares son reacios a comprar coches diésel (menos de la mitad del mercado de autos nuevos) pero las empresas continúan apostando por ellos.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu