El pequeño negocio de chifles de Yadira Martillo creció en dos años y pasó de ser algo familiar a emplear a seis personas, de ser un espacio reducido con dos freidoras manuales a una planta de una hectárea que ya tiene sus Chifles del Campo en las perchas de supermercados y en camino a la exportación.
Este sábado llegó a su planta en Paján el que espera sea su primer comprador extranjero. Ella es uno de los cientos de emprendedores que han sido parte de Misión Ecuador.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu