Un monumento ubicado en el redondel que distribuye el tráfico hacia Esmeraldas, Santo Domingo y el centro de Quinindé, que hasta hace menos de una década se conocía como el primer cantón palmicultor del Ecuador, queda como evidencia de la productividad que tuvo la zona. Hoy una plaga invade casi la totalidad de las áreas sembradas y la quiebra parece inminente.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu