Cada trabajador entra a las instalaciones una vez que pasa por un control de temperatura. Nadie ingresa si no tiene mascarillas. Esa es parte de la rutina que hace más de 40 días deben cumplir los operadores del puerto Simón Bolívar manejado por Contecon. Desde la emergencia sanitaria, las actividades en esa terminal del sur de Guayaquil no se han detenido, pero el coronavirus obligó a cambiar ciertos protocolos de seguridad y reorganizar la forma de trabajar.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.