Muestra fotografías de colores opacos y escasa resolución que datan de los años 90, pues las más actuales las tiene en su celular y las guarda como un tesoro. Christian Terán, de 41 años, recuerda así a su madre, Gloria Jácome Arcentales. Sus instantes felices, el amor con el que hacía su trabajo de maestra, pero también su sufrimiento, sus últimos momentos cuando él fue sus piernas, brazos y voz para seguir luchando por el pago de su incentivo jubilar por el que peleó nueve años, pero que hasta ahora no llega completo.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu