Angie Alvarado ya se había acostumbrado a no levantarse tan temprano para iniciar su jornada laboral. Se preparaba su desayuno y luego encendía su laptop para empezar a trabajar. Esa fue su rutina durante dos meses de cuarentena.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.