El sol se esconde tras las playas de San Jacinto y San Clemente. Se lo ve alejarse desde las 30 hectáreas de pitahaya sembradas por Olvin Intriago, originario de Junín. La finca lleva de nombre las iniciales de cada integrante de su familia: Okaso.
Desde la vía que une a los cantones Rocafuerte y Tosagua, casi al llegar al puente de la población La Papaya (km 7), se observan –en medio de terreno agrietado y seco– plantaciones de pitahaya. Hace seis años empezó a cultivarla, 1.404 postes con 2 plantas en cada uno.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.