Durante ocho años y con mucho esfuerzo Karen Cuenca y su esposo, Jofre Sotomayor, levantaron su microempresa Versatto, dedicada a la organización de eventos que incluía decoración y bufés.
Hace una semana tuvieron que darle un giro a su negocio para generar ingresos en esta emergencia sanitaria por el COVID-19.
“Quedamos en cero, todo se paralizó y teníamos que producir”, dice Cuenca, quien con su esposo aprovecharon los contactos con sus proveedores para iniciarse en la venta de víveres a domicilio.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu