En el norte de Guayaquil, Eduardo (nombre protegido) mantuvo abierta su tienda durante los primeros días de la emergencia, duró una semana hasta que cerró.
¿Los motivos? El miedo a contagiarse del COVID-19 y el desconocimiento para abastecerse. Estas son justamente las principales causas que expone Guido Varela, director de la Red Ecuatoriana de Tenderos (RET), por las que unas 65 000 tiendas de barrio también cerraron en las últimas semanas.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.