Las filas de automóviles formados frente a gasolineras de diversas partes de México continuaban el martes por cuarto día consecutivo, mientras el gobierno seguía restringiendo el suministro a través de sus oleoductos con el fin de combatir el robo de combustible.
El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha optado por distribuir el combustible en camiones cisterna en algunos estados occidentales y centrales, pero no hay suficientes camiones, y los oleoductos están plagados de grifos ilegales perforados por los ladrones de combustible.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.