El sonido de una licuadora pequeña, el olor a mora y naranjilla y la emoción de degustar esa combinación transformada en helado es el recuerdo familiar que sigue intacto en la mente de Juan Carlos Balseca, propietario de Proalbac, empresa que exportó los helados Salcedo a Estados Unidos.
Antes esta preparación se realizaba en una mesa pequeña y se colocaba en un vaso de aluminio y en medio un palito; ahora es con equipos industriales desde la planta ubicada en el barrio La Delicia, parroquia Panzaleo del cantón Salcedo, provincia de Cotopaxi.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.