Cuando finalmente regreses a trabajar después del confinamiento, la COVID-19 quizá no sea la única enfermedad que podrías contraer en la oficina.
Los edificios de oficinas que hasta hace once meses estaban llenos de empleados se vaciaron en muchas ciudades y estados a medida que las órdenes de quedarse en casa fueron emitidas. Estas estructuras, normalmente en constante uso, han estado cerradas, por lo que los riesgos a la salud pueden estarse acumulando de maneras imprevistas.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu