La isla anglonormanda de Jersey, frente a la costa francesa, apenas si sufre unas ráfagas de viento. Parece alejada de la tormenta provocada por las revelaciones de los Papeles del Paraíso, y eso que está bien presente en ellos.
Saint-Hélier, la capital de la isla, se asemeja más a un tranquilo pueblo que a un centro financiero internacional. Aquí no hay grandes edificios de vidrio, sino inmuebles de tres o cuatro pisos con fachadas blancas. Con su puerto de embarcaciones de recreo, tiendas de moda y mercado de pescado, ofrece todas las ventajas de una ciudad balneario.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu