Aunque añoran la época de alta productividad de la palma aceitera, los agricultores de la zona de Quinindé, Esmeraldas, que perdieron sus plantaciones a causa de la pudrición del cogollo PC dudan de volver a sembrar. Después de ser palmicultor por 24 años Marcelo Boezio dice que aprenderá de ganadería. Darwin Rivas resembrará, pero lo combinará con ganado tabulado y cacao. 
Ya hay fincas donde se observan nuevas plantaciones con híbridas que son más tolerantes a la enfermedad. Pero no hay garantías dice Boezio.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.