Susana Escobar, de 52 años, labora como maestra parvularia en la Unidad Educativa Sendero de Fe, en Guayaquil.
Es su segundo empleo y dice que no fue fácil conseguirlo. Y espera continuar impartiendo clases hasta jubilarse.
Mientras que Gardenia Mera, de 49 años, obtiene ingresos a través de la venta por catálogo de ropa y cosméticos.
Ese dinero, que dice no ser mucho, lo invierte en sus hijos, comida o pago de planillas.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu