Por Liz Alderman
Temprano por la mañana, Raquel Navarro bebió un café, se despidió de su marido con un beso y salió corriendo de la espaciosa casa de ladrillos de su familia ubicada en un suburbio al norte de la capital española.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu