Era sábado, feriado, mediodía y en contraste con el ambiente de ese día de calles vacías en el centro de Guayaquil, adentro de una importadora no había espacio para transitar entre las perchas por la cantidad de clientas con las carretillas llenas de adornos y encolumnadas para pagar.
¿Cómo comprar tanto y no gastar demasiado? Para ellas la opción fue acudir a este tipo de negocios donde las etiquetas tienen dos precios: el unitario y otro más bajo si se lleva tres, seis o doce unidades.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.