Roberth Loor mira con nostalgia el cuadro con la foto de su madre, Gladys Estrella Marquínez, una mujer que dedicó 46 años de su vida al magisterio, que dejó en el 2009.
Loor destaca la vida de su madre, fallecida el año pasado a los 72 años, ocho después de haberse jubilado. Con su sueldo de profesora hizo de sus tres hijos profesionales de la salud.
Lea también: Presión alta le apuró la vida a Gloria
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu