Los inversores minoristas que habían provocado que se dispararan los precios de acciones como GameStop o AMC en perjuicio de grandes fondos de inversión están indignados.
Y es que algunos de los más populares corredores de bolsa suspendieron las compras de algunas de las acciones (no las ventas), una medida que sin duda benefició a los fondos de cobertura comprometidos por sus masivas “ventas en corto”.
La decisión de plataformas como Robinhood puso fin a la seguidilla de subidas frenéticas que habían experimentado las acciones de algunas empresas.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu