Si algunos padres son un desastre con el manejo de sus recursos financieros, imagina lo difícil que es para un niño.
Investigaciones recientes apuntan a que la entrega de un dinero semanal o mensual a los hijos, que en muchos países se le llama una mesada, es una buena forma de enseñarles a administrar las finanzas y ahorrar.
Pero la clave está en que el dinero forme parte de una conversación, para que sea realmente una herramienta educativa que sirva para formar hábitos financieros.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu