María Carlota Urquizo recuerda que su esposo, Fausto Duque, realizó una lucha constante, antes de fallecer de un aneurisma cerebral el 6 de mayo de 2012, para que tanto a él como a sus colegas se les pagara la compensación de la jubilación, a la que consideraba un derecho ganado por el tiempo dedicado al magisterio.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu