Aunque el sueño de una casa propia se convierte en un objetivo cuando se llega a determinada edad, comprar una vivienda no es una decisión que debe tomarse a la ligera, puesto que las finanzas deben estar preparadas para ello.
La respuesta dependerá en buena medida de las preferencias de la persona, su situación personal, económica y sus aspiraciones.
El ingeniero civil Edgar Diminich considera que no existe un momento adecuado porque va de la mano con la posibilidad económica y la necesidad de hacerlo.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu