La turista alemana Monika Nätscher recuerda que le recomendaron visitar las playas de la costa ecuatoriana, pero en su viaje descubrió no solo la belleza natural sino también muchos desperdicios en la arena, entre esos gran cantidad de plásticos.
‘’El problema es tan grave que en los hostales de Montañita hay campañas de recolección: Una bolsa llena de basura recolectada de las playas a cambio de una botella de cerveza. Pero eso no resuelve el problema en su totalidad. El problema es que el plástico no se desintegra’’, explica Monika. 
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu