En silencio y con una expresión de preocupado e incrédulo, Rody Aguirre escuchaba a uno de los técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) que fueron enviados al agro ante la amenaza de una plaga.
Lo que Aguirre escuchaba del ingeniero agrónomo Kléber Rosado era nuevo para él: Fusarium raza 4, una enfermedad que puede acabar con las casi 43 hectáreas de banano que tiene sembradas junto con sus hermanos en la parroquia San Juan del cantón Puebloviejo, de la provincia de Los Ríos.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu