Hace 75 días eran espacios utilizados por profesionales independientes o emprendedores para desarrollar ideas. Llevaban sus laptops, tomaban café y hasta dialogaban entre ellos.
En algunos casos tenían su propia oficina, sus casilleros o simplemente su espacio favorito. Así era el ambiente de los coworking antes de la cuarentena generada por la pandemia del COVID-19.
Ahora con más de una semana con el semáforo en amarillo en Guayaquil, los coworking se preparan para abrir al público tras registrar pérdidas que van de $12 000 a $ 70 000.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu