Hace más de 34 años Comercial Álvarez inició su funcionamiento en pleno centro de Guayaquil.
Paul Andrade, nieto del fundador del local, comenta que durante décadas este emprendimiento se ha dedicado a cultivar una estrecha relación con sus clientes y empleados.
“Es una herencia que uno lleva en la sangre y en el corazón”, aseguró Andrade.
A través del tiempo el negocio ha ido cambiado de imagen y tamaño. Hoy en día, supera su tamaño original por mucho y se espera, siga creciendo.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu