David S. estaba en Salinas, Santa Elena, cuando se decretó la emergencia sanitaria por el COVID-19 y decidió quedarse allá a pasar la cuarentena. Pero se sorprendió cuando llegó la planilla de energía eléctrica de su departamento en Guayaquil del periodo marzo-abril: debía pagar $95 por un consumo de 653 kilovatios.
“Es imposible, en mi casa no hay ni va nadie, ni la doméstica. Y lo único que podría consumir es la refrigeradora que no se abre y es relativamente nueva (2 años)”, refiere. Y dice que en promedio paga $100 mensuales en condiciones normales.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu