Su teléfono sonó y al contestar una voz masculina le ofreció un seguro dental. Ricardo dijo que no. Meses después recibió un depósito de $ 360 y al retirarlos ya solo tenía $ 348. En su banco le informaron que le debitaron $ 12 por ese seguro dental y que adeudaba tres meses ($ 4 cada mes), pero que la entidad no respondía por ello, que vaya a la aseguradora GEA.
Allá reclamó y le dijeron que él aceptó dicho servicio y que tenían la grabación. Entonces pidió escucharla:
– ¿Usted es Ricardo…?
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu