Salvar a Tame de la turbulencia financiera en la que se halla para evitar su liquidación es algo inviable. Si antes de la pandemia ya acumulaba millonarias pérdidas, la crisis que desató el coronavirus tiñó más de rojo sus números.
Sus libros indican que tiene activos por $ 77 millones, un patrimonio negativo de $311 millones y requerimientos de liquidez inmediatos de $20 millones. Y el Estado no tiene para inyectarle dinero. “Todos los activos no sirven para pagar todos los pasivos”, dice Gabriel Martínez, ministro de Transporte sobre las finanzas de la aerolínea.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu