Nunca se supo por qué el expresidente Jamil Mahuad consideró que la cotización del dólar en sucres, en enero de 2000, debía ser de 25 000. Lo que sí se conoce ahora es que fue un cálculo erróneo.
Al momento de la dolarización, el volumen de sucres emitidos por el Banco Central del Ecuador (BCE) era de 31 000 millones, pero el total de dólares que tenía era $872 millones. Al hacer la división se obtiene que el cambio debió ser 35 000 sucres por cada dólar, no 25 000, asegura Vicente Albornoz, decano de Economía de la Universidad de las Américas (UDLA).
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu