Diego Yumbla dejó de pagar por la vivienda usada que adquirió en la zona de Sauces con un crédito hipotecario del Biess. Cancelaba 345 dólares mensuales por el préstamo de 25.000 dólares que adquirió en el 2013, pero a partir de que perdió su empleo se vio imposibilitado de seguir cancelando.
Comenzó a ofrecer sus servicios de asesoría contable y tributaria, pero con la crisis que se agudizó con la pandemia sus ingresos se complicaron más. “De cuatro clientes pequeños que tengo, tres no me cancelan”, señala Diego, quien ve cómo su deuda que la adquirió para 25 años va creciendo.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu