La compleja situación económica del país generada por el COVID-19 ha llevado a miles de clientes de la banca a diferir sus pagos por créditos personales y tarjetas. Y ello se refleja en cifras de los bancos que han diferido hasta la fecha 1,6 millones de operaciones en ese segmento.
Según datos de Asobanca, en este segmento el saldo de cartera diferida se acerca a los $4500 millones, que representa el 39% de la cartera de consumo.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu