Veinte campos petroleros paralizados y en ellos 101 pozos afectados en las provincias de Sucumbíos y Orellana fue el saldo negativo que dejaron las manifestaciones que duraron casi doce días en el país, y que según un calculo de la estatal Petroamazonas se necesitarían $ 48,37 millones para ser rehabilitados.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.