El gobierno de México envió helicópteros y 4.000 soldados para que vigilen los oleoductos y depósitos de combustible como una medida contra los enormes robos del carburante, anunció el viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Los helicópteros buscan a pandillas organizadas que perforan los oleoductos subterráneos de distribución de gasolina y diésel para robar el combustible. López Obrador ordenó el cierre de oleoductos cruciales el 18 de diciembre después se incrementaran los robos.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.