Uncategorized

Apertura al cambio, entre claves del éxito de Colineal

Fundó el negocio sin querer incursionar en él porque asociaba la carpintería con la pobreza, pero lo hizo para ayudar a su papá, un artesano que atravesaba problemas económicos en su taller de muebles en Cuenca.
Era 1976 cuando Roberto Maldonado Álvarez, entonces de 27 años, abrió el primer almacén de Colineal para vender las confecciones de su padre.
Para alcanzar esa meta y continuar en el negocio, sabía que tenía que ‘aventurarse’ a implementar cambios. Así lo hizo y no ha dejado de hacerlo durante los 40 años de la compañía.
Source: Ecuador Economia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *